Revistas, Manifiestos, Comentarios

Inglés    Español  Holandés

Museo Caraffa

Córdoba, 2010, Sala Principal

Erik Adriaan van der Grijn nació en Holanda en 1941. Obtuvo su título en la Real Escuela de La Haya. Vivió en Irlanda y Bélgica, también en Holanda. Desde 1995, van der Grijn reparte su tiempo entre los Estados Unidos y la Argentina. El arte concreto, el minimalismo y el arte conceptual fueron incorporándose al conjunto de su obra en el transcurso de su carrera. Sus muros pintados de amarillo y negro, puede ser comparable con el ritmo musical, característica de la abstracción histórica. Sus composiciones líricas son bicromías, el artista genera con la utilización de mínimos recursos diferentes situaciones plásticas. A van der Grijn le preocupan, particularmente, las temáticas sociales, a las que intenta acercarse con una clave pictórica que sugiere lógicas binarias como la tensión entre dominador y dominado.

En la década de los sesenta, van der Grijn, conocido entre los jóvenes artistas plásticos como “Yellow Fellow”, pintaba el autodenominado “realismo de bordes duros”, ejemplificado en la pintura Las puertas del depósito del ferrocarril. En estas obras reduce sus recursos plásticos al uso de líneas rectas verticales y colores simples que buscan, según las palabras del propio artista, crear a través de la repetición “un campo óptico de formas y contraformas, un ritmo comparable al de una fuga de Sebastian Bach.” En esta misma época, comenzó un trabajo, que no abandonaría durante los cuarenta años subsiguientes, una pintura de 33 metros, inspirada en fotografías tomadas en Irlanda. Esta obra alude a los señalamientos y las rutas, indicando particularmente la sensación de peligro y de abismo que estas construcciones implican.

Alrededor de los ochenta, su necesidad de expresión lo había llevado al expresionismo abstracto, investigando en este estilo durante toda una década. Las dimensiones abstractas de su obra se extienden, no sólo a sus pinturas, sino también a sus dibujos y fotografías.
En la actualidad van der Grijn, continúa con sus investigaciones pictóricas monumentales que impactan por su fuerza y contundencia.